viernes, 10 de septiembre de 2010

ESCRIBO


Autor: JUSTO ALDU


Escribo
por un juguetito caro que en diciembre
me pidieron y se me fue entre las manos
en distintos instantes contenidos
y casi inadvertidos por el tiempo.

En diciembre,
cuando la pobreza hirsuta
ronda las colchas de mi cama,
y con sus embates
me empuja a una isla solitaria.
Cuando me pidieron un caro juguetito,
un simple e intranscendente aparatito
que no pude regalar…


Quise decirte
de aquello que no pude pignorar,
aunque deshice cuanto libro inútil
en las manos avaras del empeño.
Cuanto nombre iracundo,
cuanto título necio,
cuanta historia metida hasta la médula
que en polvorientas páginas
abrían la dentadura de letras negras,
como pulpa de idea violada:
Pushkin, Gallegos, Rousseau,
Sinán, Borges,
Cortázar, Carpentier,
Neruda,
Duarte con la Mistral adusta y rumorosa
junto a Sagán y la Pardo Bazán.
Cuando los mares de ansiedades te revientan
y no sabes qué hacer
y solo ves color sobre color,
sobre ti: mi flor

-Catarsis de sentimientos mustios-

Solo ofrendarte ideas.
Solo obsequiarte versos.

1 comentario:

JULIO STOUTE (JUSTO ALDU, seudónimo) dijo...

Aquella Navidad no tenía trabajo. No tenía un céntimo en el bolsillo y vagaba por las calles de Panamá pensando en un regalo para mi pequeña hija. Finalmente tomé una cruel decisión. Una decisión que como puñal se clavó en mi corazón. Empeñe mis libros solo para ver una sonrisa en la cara de ese pequeño ángel. Ha pasado más de una década. Jamás olvidaré tu sonrisa hija.