miércoles, 10 de noviembre de 2010

LA VERDAD HA MUERTO



LA VERDAD HA MUERTO

Autor: JUSTO ALDU

La vida se enciende llena de disparos
sublime sucumbe a fuego cruzado
dolorosa comedia de un crimen impune
por los cuatro costados que la dicha reúne

El corazón no crece sobre la tierra dura
y tampoco crece un latido imitado
ni se siente explotar la oscuridad de la noche
-flor marchita, futuro acallado-

Brutal designio y casi escondido
el signo de belial entre nosotros
llenó su nombre de maldad en vano
construyó así la muerte en la vida
dejando en nosotros el amor destrozado

Horizonte violento, geografía enloquecida
la verdad ha enmudecido 70 veces 7
y no necesito dibujar su ausencia
ni probar su desventura para muchos abierta
La verdad ha muerto, un poema por ella.

Mi memoria borrosa,
mi nuevo idioma impuro.
Necesito otro cielo y tal vez otro horizonte,
otras palabras que no trague el tiempo


El jardín ha cerrado y se abre el sepulcro.
Ya no miro las tardes con aquel olor a pasto
ni tengo arboles para trepar un canto.

Atesoro las sombras y un caribeño mar
un sol marrón sobre voraces ríos lejanos
No palabras que matan verdades enteras
que viven en hombres sin sentirse ajenas.


2 comentarios:

JUSTO ALDU dijo...

Por error involuntario he borrado el comentario de mi buen amigo JORGE ENCINAS. Le agradezco si comenta el mismo.

Jorge Encinas Martínez dijo...

No recuerdo las palabras exactas del comentario, pues escribí lo que sentí al leer el poema. Hablaba de que yo también "necesito otro cielo y tal vez otro horizonte,/otras palabras que no trague el tiempo"; de que me siento identificado con el poema por los golpes que sufre la verdad. Pero ahora digo que me quedo con la verdad de gente que escribe en contra del mal y a favor del bien, como tú haces.
Un abrazo