sábado, 6 de noviembre de 2010

CAMINAN LAS LUCES Y EL AMOR SE APAGA


Caminan las luces,
se escapa el fantasma
disipo tus besos
a capa y espada.
Aquí en la penumbra,
se alumbra mi casa
la herida se abre
y el dolor escapa

No vuelvo a sentir
palabra que engaña.
Sembraré pecados
y tal vez mañanas
muy lejos de ti
en otras ventanas
que penetre mi vida
y la verdad mundana.

Hoy caminan las luces
y el amor se apaga…

2 comentarios:

mari carmen cuesta dijo...

Cuando el amor se apaga... hay que pillar una linternita y alumbrar al alma, para que pueda ver en la oscuridad del sentimiento y volverse a enamorar, volver a sentir que es de día...y a seguir sembrando pecados.
Un hermoso poema Julio, caminemos entre luces.
Un abrazo.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Llego al tuyo saltando de blog en blog, y me sorprende este tu último poema: me gusta la imagen de luces que caminan y pecados que se siembran cuando el amor se apaga. Te seguiré leyendo. Un saludo