domingo, 27 de noviembre de 2011

AMOR ENTRE AMIGOS


Hoy prefiero pensar en ti y seguir soñando con tus besos
que mis caricias no se pierdan
Y aunque siempre te desee, jamás puedo tenerte
quizá porque mi destino no está escrito con tu nombre.
He llegado a conocer los suspiros del desasosiego
con mis dedos atónitos sobre tu sombra

Y vuelvo a tener la sangre incómoda
corriendo por los ventanales solemnes del alma
como un domingo sin dueño.
Suelo pensar que una hoja calcinada por el fuego
se desprende de un árbol en tu templo glorioso,
hace temblar mi corazón y las costumbres del alma.
Tú sabes bien lo que ocurre, tal vez yo no.

Hasta que providencialmente apareciste
con la injusticia de tus besos lejanos bajo el brazo

sin precoces preocupaciones,
todo eran días con el mismo programa
y la misma tempestad de ausencias

Hoy ruego porque en cualquier momento
llegue la desnudez de mis pensamientos
y marque la tarjeta de entrada no la de salida,
será entonces que no me evitarás, ni yo podré evitarte

Ja! Tu y Yo, siguiéndonos a todas partes,
señalando un “me gusta” en el lenguaje
y vigilando cada uno los pasos sin gesticular

¿Qué si he tenido amores? Eso no lo recuerdo
tan solo recuerdo tu olor a mujer
y una cita pendiente…
Acercarme a ti, hablarte y susurrarte al oído
tantas cosas que pueden ser pronunciadas.
Deseos incontrolables, pasiones desbordadas.

Hablo de mis amores muertos sin nacer
hablo de mis amores insepultos
triste claridad de mis deseos
o el capitel de un frenesí perdido.
¿Sabes que puedes llegar a enloquecer hasta los ángeles
con el prodigio de tus labios húmedos
pronunciando mi nombre?

Luego mi mente con el espejismo de tus senos
y el eco inminente de espectros ocultos
en tus entrepiernas…

Si, sobre una luna vieja
yo fui voyerista de tu tierra
pretendiendo mi destino
como una insólita proeza.


Sé que el amor se hizo un lazo fatigante en tus ojos
pero yo marcho pausadamente hacia tu corazón
siempre con la vista en el fondo
para no claudicar la humana condición;
firme y pensando que nadie podrá abofetearme intrínsecamente,
menos con su corroída balanza de valores

El tiempo transcurre con lentitud
Y aún somos amigos…, solo amigos.









3 comentarios:

JUSTO ALDÚ dijo...

Un polémico poema, muy leído

MARGARITA dijo...

Un poema que me transmite tristeza, resignación e impotencia...

Luna dijo...

El "aún" tiene más posibilidades que el "nunca"...