jueves, 16 de febrero de 2012

MI PENSAMIENTO NO NECESITA BRISA




Mi pensamiento no necesita heredar  el caserío
para habitar en ti
tampoco patria para soñar
ni tiempo para atracar
en tu puerto
mas, he topado con presagios
signos,
cosas raras, extrañas
deseos inexplicables
por eso no me permito querer, sin amar

A veces mi imaginación vuela donde ha muerto el asombro
porque  estoy hecho de presencias
Soy cristal herido por el sufrimiento
y  guarida de pobreza
Tomo un  reposo en la ruta del viajero
antes de vivir en  tu templo.
Hace algún tiempo  adiviné  la magnitud tu  luz dentro de mí
barriendo rincones, reparando lo roído
y sosteniendo el capitel  de mis ansias
como cariátide sempiterna.

Confieso que me  conmociona tu  cariño
sobre el andamio de lo venidero
y  he clamado por ti
pero me tocó  errar,  como los despatriados forzosos
haciendo larga fila en la ignominia
tal vez no nací para ser ensueño en la vida
aunque  tú has sabido estremecer la perturbación
has sido una rajadura en el muro de lamentos
ojo de agua en el desierto de lo injusto
sombra de almendro en el anverso
de la arboleda
piel para el cuerpo de mi era.
madurez tardía…

Y créeme  que  viajo hasta ti en mi aliento
aunque haya otro que dejamos
en la cama aquella
el que realmente importa
y que  recordaremos  siempre,
mas  ésta noche,
no necesito brisa para llegar hasta ti
y llenarte.

1 comentario:

JUSTO ALDÚ dijo...

Un poema hecho el 14 de febrero para una persona muy especial.