martes, 7 de diciembre de 2010


A LA ORILLA DEL MAR



La espuma corre entre las rocas

y se escapan mis húmedos pensamientos

en la fugitiva resaca

La playa sacude tus gotas

y no me dejan nada para recordarte

¿porqué las arenas no comprenden

los ayeres?

Donde voy cuento el oleaje

de éste dolor que no concluye

de la sangre sin rumbo

y floto fugaz en un puerto invisible

con frágiles veleros

y tu olor a gardenias



Un sonido frio acaricia mis pies en la mañana

y desnudo tu instante en mi vida

regresando a la inmensidad

amor de agua ligera

vendimia de besos viajeros

Las olas sabían de tu enigma

de Brújula sin norte

y sorprendieron mi corazón

tejiendo mares y sueños

en una barca de amores ignorados.

4 comentarios:

Jorge Encinas Martínez dijo...

No sé qué tiene el mar que hace que se parezca al amor y se parezca a la ausencia. Tu poema consigue tejer mares y sueños.
Un abrazo

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

El már es lo más parecido al infinito después del tiempo y el cielo. Un buen ensamblaje poético.
Saludos.

cynthia dijo...

hola Julio....los poemas del mar...
son como mil leyendas cantándome al oído,
como espuma de misterio,,,,
de distancia...
de tiempo,,,,
como cubrirce de algas en
en el mensaje del silencio,
como arrastrarse mar adentro....
de la mano... de las penas,
hembras de salitre...
navegantes ... de un abismo incesante,



ja!!!!! no pude evitar dejar mi comentario... cuando me nace ... me nace...
asi que por mas que me regañes... ya!!!! hecho esta!!! jajajajaj
besos

ALBORADA dijo...

Letras de espuma blanca...

Abrazos