jueves, 25 de octubre de 2012

LUCHA POR LA IGUALDAD (VENEZUELA Y PANAMÁ) - Dueto María Alejandra Jiménez por Venezuela y Justo Aldú por Panamá.



En la mirada quedaron grabadas
las balas que se incrustaban
en las paredes de los edificios,
como cuerpos agonizantes
les derrumbaban las ilusiones
frente a los verdes con cachucha.
Su voz de mando arremetía
contra el pueblo valiente
que en manadas a las calles salía
defendiendo sus derechos.
Por aquellos violentados
saqueando todo a su paso
sin consecuencias importarles.
Allá, a lo lejos, largas colas
para obtener el pan de cada día,
pero esta vez... ¡Con miedo!

El fuerte sonido de las motos
con hombres de uniforme azul oscuro
disparando contra el suelo,
para que en rebote
se llevara al cielo... unos cuantos.
Hoy veo, con leve sonrisa en los labios
un pequeño, mediano y gran hogar,
en donde acudir a recibir
en forma gratuita todo lo elemental,
sin tener que preocuparse por los costos,
por salud, medicinas, educación y alimentos.
Existe un trabajo digno y bien remunerado,
Se está acabando la explotación
del hombre por el hombre, que en el pasado
cercano, era la esencia del salvaje capitalismo.
¿Problemas? Siempre los habrá,
como el de la inseguridad
que algunos pretenden imponer.
Las leyes están allí, solo es cuestión
de hacerlas cumplir a cabalidad
y estos males se acabaran.

Falta mucho por hacer,
pero estamos dispuestos a continuar
la lucha por la igualdad social,
donde todos seamos hermanos
dentro de un ámbito de convivencia,
de amor y paz fraternal,
tomados de la mano
y  como Latinoamericanos

MARÍA ALEJANDRA JIMÉNEZ, Venezolana






“Si el mundo hubiese de elegir su capital, el Istmo de Panamá, sería señalado para este augusto destino
SIMÓN BOLÍVAR, Congreso Anfictiónico de Panamá, 1826.

  
Aquel principio fue duro,
todo entonces fue arrasado por el Amo de Norte.
Un imperio sofocando rebeliones
y muchos caídos por llevarse a un tirano.
Dibujaron  multitudes muertas en el cielo
y tres mil agonías se escucharon.
Fue el quejido del pueblo
defendiendo su manera de vivir y su libertad,
cuando aquellos bombardearon las razones.
Aquel diciembre vi caer a mis hermanos,
mientras volvía a respirar el pentágono
la brisa de mi tierra. Olor a morgue

Pronto sería cosa de no olvidar
"PROHIBIDO OLVIDAR"
tal vez reconstruir nuestros miedos
sin manchas de sangre,
ni hablar en una lengua que no entiendo

Hoy  la lucha social continúa
hasta hacer desaparecer las lagrimas,
no viviendo la prehistoria y el genocidio nuevamente.
Robar, matar, corromper,
"suicidar" y comprar conciencias de todo un pueblo.
Ya no hay inquisidores parricidas.
Solo resta avanzar contra la pobreza,
de cuerpo, de alma y con espíritu de lucha;
con la unidad soñada y ansiada por el libertador

JUSTO ALDÚ: PANAMEÑO

4 comentarios:

Norma dijo...

Me gustó, bien nacionalista hermano latinoamericano. Cariños.

JUSTO ALDÚ dijo...

Gracias Norma. El crédito es para la escritora venezolana MARIA ALEJANDRA JIMÉNEZ, quien me acompañó en ésta entrega.

Saludos

Maria A. Jimenez dijo...

Gracias JUSTO por hacer este hermoso poema a duo. Dios te bendiga

Un beso

JUSTO ALDÚ dijo...

Muchas gracias MARIA ALEJANDRA por tu comentario. Tienes el crédito por tener la idea de escribir el poema a duo.
Saludos y bendiciones para ti también