sábado, 31 de marzo de 2012

HAY QUE VIVIRLA

 M. BIERSACK  (Seudónimo de mi hija)



No necesito un diccionario para saber el significado de amar, ni ver parejas al pasar para saber como son las relaciones, las discusiones entre maridos suelen ser una pérdida de tiempo, pero sería tan monótona una vida sin discusiones, disgustos, situaciones embarazosas, enojos, bipolaridades y todas esas cuestiones que no nos gustan, ¿te imaginas? No habría divorcios, separaciones y mucho menos acuerdos que llegan a la conclusión de que son el uno para el otro, ¿ves?
Esto es la vida, una amarga serenata, un conjunto de emociones, un agridulce sabor en los labios, un libro con páginas en blanco que esperan que tu escribas con tu propia tinta, tantas cosas es la hermosa sinfonía de nuestro existir sobre este paraíso, es tan hermoso.
Suelo ser tan cambiante que ni yo misma me entiendo, pero es divertido reconocerlo, vivir y aceptar que lo soy, por lo tanto no haré un cambio radical a mi manera de ver las cosas, a mi forma de vestir, a lo que escucho, a lo que pienso, cómo camino, cómo sonrío, cómo lloro y hasta lo que digo…simplemente no me discrimines por ser así, pues es la peor manera de comenzar a conocer a una persona.
Recuerda, olvida, ama, perdona, sonríe, disfruta, grita, llora, insulta, come, sonrójate, besa, discute, enójate, lamenta,  conversa, susurra, goza, pero sobre todo…

¡VIVE LA VIDA!

Autora: M. BIERSACK (14 años)

5 comentarios:

Luna dijo...

Discutir con la vida, vivirla.

Saludos a los dos.

MARGARITA dijo...

SALUDOS

Fay Gwillyon dijo...

Hola, quien lo hereda no lo hurta!
decimos por acá en Perú.
Leerte y sentir como comprendes y ves la vida desde tu corazón es sencillamente maravilloso.
Concuerdo contigo en el significado y la connotación que le das a la vida y al amor.
Un besito princesa, me encanto conocerte y más aún sentir un trocito de tú corazón.

lili

JUSTO ALDÚ dijo...

Muchas gracias por sus comentarios en la prosa de mi hija. Se prepara para competir una vez mas en el género Ensayo. Le deseo lo mejor.

Carmen Soriano López dijo...

tal cual Julio, de esas palabras que son más que palabras, son flujos de lo que nos queda de divino, o lo que es lo mismo, lo que somos de humanos, no hay pero muerte que la niega la vida... abrazos.