jueves, 21 de febrero de 2013

SON MIS MALVINAS









Aquí en Malvinas
estoy viendo fantasmas,
vuelan ellos con sus corajes
puestos en ropas de fajina.
También veo a la bestia
armar sus traiciones de tierra,
sucios como esperpentos
se alojan en sus guaridas inmundas.
Veo las tumbas,
allí mismo veo a los valientes
cubiertos de tierra mancillada,
aunque benditos por el valor de nuestra tierra.



La bestia viene y va orgullosa,
viene con su carroña de segunda,
vuelve con su carroña de segunda,
sin orgullo, ni vanidad, ni suficiencia,
un tacho de basura de los piratas.
No tienen libertad, ni independencia,
pretenden ser súbditos de la barbarie
Siempre será de segunda su progenie,
sin orgullo, sin linaje, simples segundos.
Veo la libertad bajo tierra
gozando de la cobija de su pueblo,
la veo clara, entre rocas y aguas suyas,
entre cielos y nubes llenas de Patria.



Es justamente la carestía de los fantasmas
no tener identidad, siempre serán felpa,
donde sus “dueños” limpian sus pies
llenos de mugre y de estiércol subsumidos
Qué orgullo puede tener un simple accesorio
de la indigna serpiente que se arrastra.



Sentirse escoria inmunda y sometida,
es ignorancia, simple inopia de la incultura.

CARLOS A. BADARACCO


Escritor Argentino
19/2/13
(DERECHOS RESERVADOS)